viernes, 17 de mayo de 2013

Otros cuentos con elefantes.

Como escribí en la entrada anterior, en la escuela estoy trabajando en un fascinante y enriquecedor proyecto literario al que le di el nombre de Cuentos con elefantes. Me gustaría compartir con mis queridos lectores otros "elefantes" posibles que a mí me gustan mucho.
Espero que los disfruten tanto como yo.

En primer lugar les presento a Élmer, un simpático elefantito  a quien quiero muchísimo pero que me cuesta conseguirlo. En este caso encontré este título apretujado entre otros libros en una prestigiosa librería. Me refiero a Élmer y el abuelo Eldo de David McKee; Editorial Grupo Norma.
Una  historia en donde un nieto, Élmer decide visitar a su abuelo. Además le lleva un regalo que a su abuelo lo sorprende porque su nieto "se ha acordado" de aquello que más le gusta a su abuelo.  A partir de aquí Eldo desafía a su nieto preguntándole qué otras cosas recuerda. Élmer le responde que muchas cosas como los paseos que solían hacer. Un camino de rocas, un río, un lago, son los lugares por donde Élmer y su abuelo paseaban y vuelven a encontrarse. Pero una sorprendente lluvia los obliga a refugiarse en una cueva y allí es el nieto quien pretende desafiar a su nieto cuestionándole si recordaba las historias que le narraba a él, su nieto, cuando niño. Su abuelo, al responderle que no, hizo que su nieto nombrara uno a uno títulos de cuentos maravillosos como por ejemplo: Caperucita roja, La Cenicienta, Los tres cerditos, La bella durmiente, Blancanieves y los siete enanitos, etc. Muy enriquecedora me pareció esta parte del cuento porque me encontré en algo así como "en un cuento dentro de otro cuento".
Interesante me resultó el hecho de que el abuelo continúa mencionándole otros cuentos maravillosos: Hansel y Gretel, Pulgarcito, Ricitos de oro. Entonces el nieto se da cuenta de que en realidad el abuelo no era que no recordaba sino que ¿le estaría dando la posibilidad a su nieto?.
Un bello relato plagado de diálogos y hasta una canción.
Muy llamativo el libro en sí desde las ilustraciones que ocupan toda la página en donde la paleta de colores está puesta en todo su esplendor. Aunque siempre se destaca Élmer coloreado originalmente con sus cuadritos de todos los colores.
 Lo interesante es como Éldo valoriza  el relato de su nieto y de esta manera pasean por lugares ya conocidos por ellos. El abuelo apela a un acto didactizante en donde por medio de la memoria se propone que su nieto "recuerde".
Otro  aspecto que  me gustó es que se relaciona con otros dos cuentos de esta misma serie
El chapuzón de Élmer, de David McKee, Fondo de Cultura Económica, Serie Los especiales del viento, 1995. Cuando el abuelo y su nieto van al río hay una especie de "intertextualidad ilustrada". Es el dibujo aquello que me conectó con otro libro del mismo personaje. Al mejor estilo secuencia didáctica para los profesores y maestros.
Otra relación intertextual está planteada a partir de la lluvia y luego, al mostrar que tal lluvia ha culminado con:Elmer y el clima, David McKee, Fondo de Cultura Económica, Serie Los especiales del viento, 1999


También me fascinó que en la última parte en donde aparece una canción que Elmer, su abuelo y los pájaros entonan contentos.
Realmente un libro imperdible para las escuelas primarias. Disfruto mucho trabajando con él.
Queridos lectores, aquí va un blog de literatura infantil del que me nutro muchísimo y desde donde conocí a Élmer.
http://cubosdemitorre.wordpress.com/2012/02/18/otra-broma-de-elmer/

Hasta la próxima con otros cuentos sobre elefantes pero que a mí me mantengan atrapada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario