viernes, 21 de julio de 2017

¿Por qué entrecruzamiento?

Otro nombre, otro diseño pero  la misma esencia. La de un espacio dedicado a colgar o a subir textos que me interesan, que me llaman la atención sobre el campo de la literatura para niños y a veces de la literatura en general.
Genette (1989) hace referencia a la transtextualidad o transcendencia textual del texto, como “todo lo que pone al texto en relación manifiesta o secreta, con otros textos”.
Genette señala cinco tipos de relaciones transtextuales: la intertextualidad, el paratexto,  la metatextualidad, la architextualidad y la hipertextualidad.
 El autor explica que la intertextualidad hace referencia a la cita, el plagio y la alusión mientras que el paratexto, comprende el título, subtítulo, intertítulos, prefacios, epílogos, advertencias, prólogos;  nota al margen, a pie de página, finales; epígrafes; ilustraciones; fajas; sobrecubierta, etc. Por otro lado, el autor indica que la metatextualidad es la relación –generalmente denominada “comentario” – que une un texto a otro que habla de él sin citarlo  (convocarlo), e incluso, en el límite sin nombrarlo. Así es como Hegel en La Fenomenología del espíritu evoca, alusivamente y casi en silencio, Le Neveau du Rameau. La metatextualidad es por excelencia la relación crítica. Con respecto a la architextualidad, Genette (1989),  la define como: “relación completamente muda que, como máximo, articula una mención paratextual”  e indica como ejemplos, “títulos, como en Poesías, Ensayos, Le Roman de la Rosa, etc., que acompaña al título en la cubierta del libro), de pura pertenenca taxonómica”.
Genette menciona acerca de la hipertextualidad lo siguiente:
“Entiendo por ello toda relación que une un texto B (que llamaré hipertexto)  a un texto anterior A (al que llamaré hipotexto) en el que se injerta de una manera que no es la del comentario. (...) La Eneida y el Ulysse son, en grados distintos, dos (entre otros) hipertextos de un mismo hipotexto: La Odisea. Como puede comprobarse a través de estos ejemplos, el hipertexto es considerado más generalmente que el metatexto, como una obra “propiamente literaria”. (…) ¿Y la hipertextualidad?  También es, desde luego, un aspecto universal de la literariedad: no hay obra literaria que, en algún grado y según las lecturas, no evoque otra, y, en este sentido, todas las obras son hipertextuales”.
Siguiendo el análisis de Genette en donde un texto literario rememora, recuerda,  invoca o simplemente trae a la memoria a otro u otros, es que, me gustaría poder pensarlo, también, en la medida de una obra que  dialoga, se trenza, se entrelaza, se cruza, se  entrecruza con otra. A ello alude esta suerte de nuevo título a este blog, Entrecruzando letras. Un espacio para intercambiar aerca de lo literario.


Bibliografía.
Genette, Gerard (1989). Palimpsestos. La literatura en segundo grado. Madrid: Taurus.



No hay comentarios:

Publicar un comentario